Un viaje al interior

Me pregunto a mí mismo cual es el motivo por el cual he decidido abrir un blog. L@s que me seguís en redes sociales sabéis que estoy presente en cada una de ellas y siempre de forma activa. Siento que la inmediatez nos está matando. Me he movido bien en este mundo pero ya no me apetece tanto, ya no me parece tan divertido.

Diría que en una sociedad en la que todo se mueve a velocidad de vértigo ya no tiene sentido seguir el ritmo. Tal vez hoy la diferencia esté en la capacidad de frenar, de pararse. Tal vez esté en la capacidad de reflexión y de generar sabiduría. El conocimiento se adquiere, la sabiduría se cultiva. Es momento de cultivar.

_MG_1259-2.jpg

Quien es Josep Puigdengolas Torres?

Tranquilo por fuera y apasionado por dentro me creo una persona de bien. De aquellos que pueden caer bien o mal pero sin malicia intencionada. De los que no huyen del conflicto. Trato de resolverlo y me voy. Siempre he nadado en mares de conflictos. En el instituto, en la universidad, en mis centros de trabajo, en política… siempre. Siempre he pensado que en los espacios de conflicto las buenas personas parten con desventaja pero que sus victorias son más meritorias. Y duermen tranquilas. Todos sabemos lo necesario que es dormir bien para la salud.

Desarrollo mi espiritualidad sin imponérsela a nadie abrazando los árboles y teniendo largas conversaciones con la luna. Beso piedras que creo cargadas de energía. Miro el cielo o el mar durante horas sin aburrirme. Paso largas horas solo, a veces días, a veces viajes enteros pero solo una vez he sido capaz de oír el silencio: en un desierto marroquí, pero no estaba solo.

Y es que no es necesario estar solo, pero entiendo que saber estarlo es la clave de la felicidad. Mi religión es la Ciencia, pero me reconozco un ser limitado y soy un apasionado de la duda. Aprendí a cuestionármelo todo. Soy sencillo en las formas pero complejo en el contenido. Hago más de lo que realmente explico, no al revés. Me enamoran las personas. Soy feliz si los demás también lo son. No sé donde voy pero no estoy perdido. Me sentirás sensible, duro… pero nunca nervioso. Medito. Amo la vida.

¿Un viaje a la luna?

Un viaje a la luna es una metáfora de la vida. La vida no es más que un viaje largo a un lugar lejano y desconocido. Sabemos que es un viaje con un objetivo concreto, con un destino final pero también que es una viaje complicado lleno de incógnitas e incertidumbres. No siempre vemos el destino final de la misma manera, lo vemos con más o menos luz, de diferente forma.

Mi pasión por ella ha sido uno de mis más recientes descubrimientos. Durante mucho tiempo he ignorado su importancia para la existencia de vida en la Tierra, para tantas especies que viven en el Planeta y su capacidad para incidir en su comportamiento.

La luna embellece nuestras noches con su silueta y nos puede orientar en una noche oscura. Siento una gran e intensa conexión con ella. Observándola he vivido momentos que no olvidaré jamás. Por ese motivo llevo el ciclo lunar tatuado en mi brazo derecho. Bien visible. Este blog también es mi pequeño homenaje a esa luz y símbolo de la Pachamama que tanto me hace sentir y que levanta mareas.

El blog.

En el blog encontraréis aquello que más me apasiona: la naturaleza, la reflexión y el viajar. Tal vez derive en otra cosa. No lo sé. No importa. Será mi espacio más personal pero con ánimos de conectar contigo. No es un espacio para mí, es un espacio para nosotros. Conecta. Bienvenid@.

 

One response to “Un viaje al interior

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s