Un día con Obama

“Si tu objetivo es a un año siembra arroz, si tu objetivo es a 10 años siembra un árbol y si tu objetivo es a 100 años educa a tu comunidad”. Con esta adaptación de este proverbio chino Juan Verde, asesor español de Obama y principal artífice de la Cumbre de Innovación Tecnológica y Economía Circular, abría en Madrid una jornada con una agenda llena de personalidades, entre las cuales y la más sonada estaba Barack Obama.

Es evidente que no pude acercarme a más de 20 metros de él pero Obama fue el principal polo de atracción de la Cumbre y yo he utilizado la misma estrategia para que leas mi blog. Sin ánimos de aburrir os voy a contar desde un punto de vista más personal el porqué de la Cumbre y como la viví.

20180706_082844

¿Qué hacía yo allí?

Para l@s que no me conocéis demasiado os podría contar que actualmente soy teniente de alcaldía y responsable de las políticas ambientales de Sant Boi, un municipio de unos 84.000 habitantes situado en el área metropolitana de Barcelona. Hace solo unos meses el Ministerio de Medio Ambiente reconocía por segunda vez Sant Boi como la “ciudad más sostenible de España”. Esto ha hecho que nos inviten a participar en jornadas, charlas, conferencias, cumbres o en todo tipo de eventos para explicar cual es el secreto que ha permitido a Sant Boi obtener tal distinción. De ahí que fuera seleccionado uno de los 300 “líderes” entre unos 2000 que optaron a participar en la Cumbre. Es importante remarcar que mi selección es fruto de un éxito colectivo de la ciudad, así que desde el primer momento he entendido que mi presencia en la Cumbre era más un reconocimiento a la ciudad que a mí mismo.

¿Business Casual?

La Cumbre se celebró en el Madrid Marriott Auditorium, y en concreto en su Centro de Convenciones con aforo para 2200 personas y con más de 59 salas de reunión. En los momentos álgidos del encuentro no quedaba ni un solo asiento libre. El recinto estaba lleno de altos cargos de diferentes administraciones, presidentes y ministr@s de varios países, empresari@s, premios Nobel, diplomáticos de decenas de embajadas, así como personalidades y profesionales referentes en sus ámbitos. La mayoría vestidos bajo la etiqueta “business casual”. Y es que el día anterior, junto con la advertencia de estar 2 horas antes del evento para salvar las medidas de seguridad, nos avisaban de la necesidad de vestir bajo unos parámetros que yo jamás había escuchado. Vendría a ser un “bien pero informal”. Tuve que pasar por una tienda de ropa bajo el temor de no poder entrar. Y entré.

20180706_141559

El Ministro de la Felicidad de Butan

Pero si había alguien que me hiciera ilusión conocer ese era Dasho Karma Ura, ministro de la Felicidad de Butan, país que se encuentra entre los más felices del mundo. Hoy Bután mide la calidad de vida de su gente por su felicidad, lo que se conoce como Felicidad Nacional Bruta, en lugar de nuestro Producto Interno Bruto (PIB) y establece así un equilibrio entre lo espiritual y lo material. Con sus defectos y contradicciones hoy Bután es, como mínimo, la viva imagen de que hay otras maneras de hacer y de vivir. La calidad de vida, la sostenibilidad ambiental y el Bien Común son imprescindibles para la felicidad de cada un@ de nosotr@s y eso es lo que Dasho Karma Ura nos vino a recordar. Tuve la ocasión de poder hablar con él y de poder hacerme una foto. Y para mí esos fueron mis 5 minutos álgidos de la Cumbre.

Blue oceans, green mountains, clear skies

¿Economía circular? ¿Puede contribuir la economía a tener unos océanos azules, unas montañas verdes y unos cielos claros? Ese sería el objetivo, explicado de manera simple a un niño o niña. ¿Es necesario tener que elegir entre el desarrollo económico y salvar el planeta? No, no debería serlo.

En un momento en que el planeta ya no da más de sí, y en un momento en el que millones y millones de personas reclaman su derecho a vivir igual de bien como vivimos una parte minoritaria de la población mundial, debemos encontrar soluciones que permitan el legítimo desarrollo de los pueblos y la mejora de la calidad de vida de la gente sin que esto repercuta en un desastre colectivo. La economía circular es clave para salvarnos tod@s.

Cada un@ de nosotr@s debe entender que la historia no empieza cuando llegamos y ni finaliza cuando nos vamos. Tenemos que ser tan responsables de nuestras vidas como de la de nuestras generaciones futuras.

20180706_112015

Hope | Esperanza

Barack Obama en su intervención dijo algo que siempre he pensado. Básicamente que si tuviéramos la oportunidad de elegir nacer en un determinado momento de la historia probablemente escogeríamos nacer ahora. Es cierto que seguimos padeciendo violencia, conflictos, guerras, hambre, pobreza y una crisis ambiental, política y social de gran envergadura, pero aún así estamos mucho mejor en muchos aspectos que años atrás.

El hombre y la mujer occidental perdieron el norte porque pensaron que el mundo no solo era su jardín, sino también su vertedero. Hoy el vertedero está lleno y debemos recurrir a lo circular huyendo de este mundo lineal y desastroso. Pero debemos llenarnos de esperanza y optimismo. Si no es así no hay nada que hacer.

¿Y ahora qué?

Ahora, tras la Cumbre, debemos ser proveedores de esperanza, embajadores climáticos, debemos animar a aquellas personas que nos quieran escuchar a que sean ellas mismas el cambio que quieren en su propio entorno.

En el próximo año haré un mínimo de 10 conferencias por toda España y espero que podáis tener la oportunidad de venir a una de ellas a compartir un rato de esperanza. Tenemos que enverdecer la economía, generar esos 52.000 puestos de trabajo verdes que podemos crear solo en España, 500.000 en Europa. Tenemos que formar en valores a todas aquellas personas que quieran avanzar hacia un futuro más verde y justo, hacia un futuro más feliz. Lo vamos a intentar. Estad atent@s!

4 respuestas a “Un día con Obama

  1. Muy interesante. Dicen que la economía circular es en el fondo un cambio de vida, de estilo. Los humanos antes éramos del sol, ahora somos hidrocarburos, y hemos de volver al sol. La circularidad se rompió y necesitamos volver a ella.

    Me gusta

  2. Me interesa muchisimo el tema medioambiental y trato de contribuir en mi población ,en el barrio donde resido al manteni.iento del arbolado .Simplemente regando unos arbolitos recien plantados que veo no son atendidos por los servicios municipales,tal vez por insuficiencia de personal.

    Me gusta

  3. ”debemos ser proveedores de esperanza, embajadores climáticos, debemos animar a aquellas personas que nos quieran escuchar a que sean ellas mismas el cambio que quieren en su propio entorno.” Debemos hacerlo desde nosotros mismos, desde cosas pequeñas, debemos influir a lo demás, y éste artículo tan bueno nos anima mucho. Éste ”proyecto” requiere participar todos los ciudadanos de ésta planeta, no sabemos si los humanos podríamos trasladarnos a otras planetas, y dejar a Wall-E limpiar las basuras, pero seguramente que no queremos dejar nuestra casa y deberíamos protegerla, construirla y mejorarla. Gracias por compartir la experiencia con nosotros, y me interesa mucho cómo fue la conversación con el ministro de Butan. Un país peculiar pero con la mayor felicidad, cómo ve el mundo de fuera y cómo considera su propio país?

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s