Tu viaje a Túnez

A menos de 2 horas de vuelo de Barcelona nos encontramos con este país demasiado desconocido para muchos de nosotros. Hoy todavía lo es más dado el descenso del turismo por la inestabilidad que ha vivido este y otros países árabes los últimos años. Hoy Túnez se recupera lentamente intentando olvidar los atentados perpetrados contra turistas en el 2015 en el que fallecieron más de 70 visitantes. El pasado lunes 29 de octubre desgraciadamente algo hacía recordar aquellos días trágicos cuando una mujer se hacía estallar en la avenida Habib Bourguiba, principal avenida de la capital y a tan solo unos metros del hotel donde unos días después pasé la noche.

Antes de nada quiero aclarar que estuve poco más de 4 días en el país. Es decir, poco. Pero dado que viajaba solo y que me pude mover rápido, que ya tengo algo de experiencia viajando, que he visitado otros países árabes y africanos, que he leído bastante sobre el país y que conté con el acompañamiento presencial y virtual de tres amigas tunecinas puedo decir que creo haber construido una opinión bastante cercana de lo que puede ser el país.

Mi ruta fue la siguiente: Túnez capital – Kairouan – El-Jem – Mahdia – Monastir – Hammamet – Cartago – Sidi Bou Saïd – Túnez capital. Os hablaré un poco de la ruta pero antes algunos aspectos genéricos.

IMG_20181102_100054_957.jpg
Anfiteatro de El-Jem

UN PAÍS ECONÓMICO

Túnez es uno de los países más económicos que he visitado. Pero no siempre lo ha sido. Las dificultades económicas que ha tenido los últimos años ha hecho que su moneda se haya devaluado considerablemente. Hoy (5 de noviembre de 2018) un euro equivale a 3,40 dinares tunecinos aproximadamente. En el año 2011, año de la última edición de Lonely Planet, un euro equivalía a 2 dinares. Para que os hagáis una idea de drama. Las noches de hotel, la comida ya sea en calle o restaurantes y los desplazamientos los encontramos a precios irrisorios comparados a los precios habituales en España, por ejemplo.

Como anécdota he de decir que después de haber pisado más de 100 aeropuertos en todo el mundo el de Túnez es el primero en no aceptarme la moneda del propio país. Algo que nos muestra el poco valor actual del dinar tunecino.  

 

UN PAÍS CON INFRAESTRUCTURA TURÍSTICA

Encontraremos en Túnez todo lo que necesitamos para tener un viaje agradable y cómodo. Eso sí, veremos muchas muestras de decadencia. Túnez ha vivido tiempos mejores y eso lo veremos tanto en la capital como en sus principales enclaves turísticos. Podremos dormir en resorts y hoteles con todas las comodidades del mundo a precios de risa pero siempre con muestras de falta de mantenimiento.

IMG_20181102_072648_780
Casa del Gobernador en Kairouan.

UN PAÍS SEGURO

Túnez es un país seguro para el viajero. Los atentados sufridos por el país los últimos años no deben asustarnos igual que no nos asusta pasearnos por París o Barcelona. Como en cualquier lugar del mundo tendremos que aplicar el sentido común evitando alejarnos de las zonas céntricas o evitando pasearnos por las medinas por la noche, cuando escasea la actividad comercial. También evitemos despistes en los enclaves más turísticos del país.

 

UN PAÍS POR EL QUE DESPLAZARSE RÁPIDO Y CÓMODAMENTE

Teniendo en cuenta lo económico que puede resultar viajar por el país recomiendo usar básicamente taxis y ‘louage’. Si se viaja en grupo se pueden alquilar taxis, lo cual hace los desplazamientos rápidos y cómodos. En mi caso, al viajar solo, utilicé en muchas ocasiones los llamados ‘louages’. Furgonetas que salen cuando se llenan. Hay estaciones de ellas en todas las ciudades y pueblos del país y raramente deberéis esperar más de 15 minutos para salir hacia los principales destinos. Para que os hagáis una idea un desplazamiento de unos 150 km y de algo más de 2 horas puede costar alrededor de 10 dinares (3 euros). En el interior se respetan los asientos y son cómodos y rápidos. En estos 4 días subí a más de 15 louages, no tuve ningún problema ni compartí vehículo ni estación con ningún otro turista, lo cual lo hace una oportunidad para compartir un medio de transporte utilizado básicamente por los locales. Otro medio de transporte que puede resultar cómodo y curioso es el tren o el tranvía, aunque habrá que verificar los destinos ya que con ellos no se llega a todos los lugares.

 

UN PAÍS POLÍTICAMENTE INTERESANTE Y CON UNA HISTORIA APASIONANTE

La historia de Túnez es apasionante. Desde haber sido un enclave fenicio a haber sido la entrada del imperio romano o la cultura árabe en África, o llegando a su historia reciente con la revolución que aún hoy conlleva avances democráticos sorprendentes en el Magreb o en países árabes. Podremos ser testigos de la historia visitando las ruinas romanas de Cartago, la Medina y la Gran Mezquita de Kairouan o el anfiteatro de El-Jem, así como visitar en la capital los lugares donde hubo las grandes protestas para conseguir mejoras democráticas en el país. Hoy Túnez continúa siendo uno de los países más abiertos y que más avances democráticos ha conseguido en la zona. A modo de ejemplo cabe decir que la capital hoy tiene a la que ha sido la primera alcaldesa de una capital de un país árabe, candidata del partido islámico moderado local. En las últimas elecciones municipales se escogieron más de 30 alcaldesas. Recientemente se han aprobado leyes que igualan los derechos de la mujer al hombre en cuanto al derecho a herencia o que tratan de erradicar el racismo aún existente hacia la población negra que reside mayoritariamente en el sur del país y que representa un 10% de la población.

View this post on Instagram

🇹🇳 MUCHAS GRACIAS, TÚNEZ. No sabía demasiado de este país y me voy con un buen sabor de boca. En 4 días he podido conocer Túnez capital, la ciudad santa de Kairouan, el anfiteatro de El-Jem, los pueblos costeros de Mahdia, Monastir y Hammamet, las ruinas romanas de Cartago i el precioso pueblo de Sidi Bou Saïd. Me he movido rápido pero sin agobios. Me dejo el desierto, la isla de Djerba y las ruinas de Dougga para otra ocasión. Que seguro la habrá. Se trata de un país con gente amable, increíblemente barato, buen transporte, seguro, con medinas preciosas, una historia apasionante, políticamente interesante y un muy buen clima. Por otro lado es algo caótico en algunos aspectos, muy sucio, con un problema grave con sus residuos y con sus principales atractivos turísticos mal cuidados, con un cierto ambiente decadente que muestra que aquí hubo épocas mejores. Túnez se recupera de momentos complicados pero puede estar orgullosa de muchos de los avances que están haciendo. Es algo que os explicaré en los próximos días. Intentaré escribir en el blog si encuentro algo de tiempo. Espero que os esté gustando porque tengo Túnez para rato… 😝 [🌙7%] . . . . . . . . . . . #sidibousaid #tunisia #tunisia_pics #tunisians #tunisian_beauty #igerstunisia #tunisian_community #discovertunisia #tunisie #tunisien #etunisie #instagramtunisie #vscotunisie #takemyhearteverywhere #travellingthroughtheworld #adventureseeker #TFLers #viatjar #viajar #viajaresvivir #viatge #adventure #travelawesome #iamtb #TlPicks #catalunya_viatgers #catalanspelmon #travellermoments #viatgersDC

A post shared by Josep Puigdengolas (@jpuigdengolas) on

 

CUANDO IR

Evitar a toda costa ir en temporada alta donde el turismo es masivo y desagradable. Desgraciadamente el modelo turístico desarrollado en el país las últimas décadas se ha basado en el modelo de sol y playa y es mejor no reincidir en el error. Id cuando las temperaturas ya no inviten a bañarse y podréis estar tranquilos y disfrutar de este país de una manera más tranquila y económica.

 

UN PAÍS CON MUCHOS ATRACTIVOS

En mi caso tuve la oportunidad de ver lo siguiente:

Túnez capital: No se trata de una ciudad que destaque por su belleza ni por tener grandes atractivos turísticos. Su visita se puede reducir a un paseo por la Medina, por la avenida Habib Bourguiba y por el Museo del Bardo.

 

Kairouan: Dicen que se trata de la cuarta ciudad sagrada del mundo islámico tras la Meca, Medina y Jerusalén. Está a escasas dos horas de la capital y merece como mínimo la mitad de una jornada. Recomiendo perderse por la Medina donde podremos empezar a habituarnos con los colores que predominan en la mayoría de las medinas del país: el azul y blanco. Y empezaremos a sumar fotos de puertas. Kairouan también es conocida por sus alfombras así que no descartéis la posibilidad de entrar en alguna de las casas y negocios donde os enseñarán su elaboración. Y os invitarán a comprar, evidentemente. Y finalmente se hace imprescindible la visita a la impresionante Gran Mezquita. Como decía se trata de la más importante del país así como de las más significadas del mundo islámico.

 

El-Jem: En este pequeño municipio nos encontramos con una de las joyas de Túnez: su anfiteatro. Se trata del tercer coliseo de mayor tamaño del Imperio Romano, en el que cabían más de 30.000 espectadores expectantes de sangre. Se encuentra en un buen estado de conservación y podréis hacer una visita que no dista tanto de la que podríais hacer en Roma, aunque sin aglomeraciones o incluso estando prácticamente solos. No olvidéis el paseo por las galerías subterráneas y ver las estancias donde pasaban sus últimos momentos gladiadores y animales antes de morir en la superfície.

 

Mahdia: Mi gran sorpresa. Se trata de un pequeño pueblo costero. Fuera del circuito turístico, con una preciosa medina y un cementerio que se asoma al mar. Un lugar donde saborear lo que seguramente fue toda la costa tunecina antes de llegar el turismo de masas que baña casi toda la costa desde este municipio hacia al norte. Recomiendo ir al atardecer para contemplar una bella puesta de sol.

 

Hammamet: Enclave turístico de sol y playa por excelencia. A pesar de que sus alrededores están plagados de grandes hoteles y resorts sin gusto el pueblo aún conserva su encanto. La Medina resulta algo artificial pero está muy bien cuidada y conservada, lo cual facilita el disfrute y la foto. El paseo por la costa al atardecer también es una muy buena idea ya que aún hay pescadores que hacen sus tareas en la playa y en las rocas, rocas donde se sienta la población local a disfrutar del atardecer.

 

Cartago: Lugar con larga historia de visita imprescindible. Se encuentra a escasos kilómetros de la capital y la podéis visitar en medio día. No os podéis ir sin haber visitado el anfiteatro, el teatro, la villa romana, el museo y las termas. Podéis comprar el pase a todos estos lugares con un solo ticket que cuesta 10 dinares (3 euros). Desgraciadamente cabe decir que todas las ruinas y las infraestructuras que las acompañan no se encuentran en buen estado. Algo que se debería corregir.

IMG_20181103_213612_746.jpg
Una de las bellas puertas azules de Sidi Bou Saïd

Sidi Bou Saïd: El lugar donde descansar y disfrutar. Se trata de un bello enclave a lo alto de una colina, vestido de paredes y puertas blanquiazules que añaden un encanto especial al lugar. Es el lugar turístico por excelencia de Túnez y no es extraño el saber el porqué. Pasear por sus calles es algo que no olvidaréis nunca. Tratad de hacerlo a primera y última hora del día, cuando hay mejor luz para vuestras fotografías y cuando menos gente hay. ¡Y tampoco olvidéis tomaros un té con piñones en algunas de sus terrazas!

 

NOTA1: Para el siguiente viaje espero poder visitar el desierto, la isla de Djerba y las ruinas de Dougga. Volveré.

NOTA2: Recordad que podéis ver más información en fotos y stories en mi Instagram. Sígueme clicando aquí!

 

One response to “Tu viaje a Túnez

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s