EL TURISMO QUE VIENE

Si hay un sector económico afectado gravemente por la crisis del coronavirus ese es el turismo. El cierre de fronteras y las políticas de confinamiento que se han ido reproduciendo en buena parte del Planeta han provocado un paréntesis en la actividad turística y amenaza con llevarse por delante buena parte del sector. Sabemos que nada volverá a ser como antes pero también sabemos que existe la voluntad decidida del sector por adaptar su actividad al turismo del futuro; y también sabemos que se mantiene la voluntad de viajar de millones de viajeros y viajeras de todo el mundo. Ahora bien, ¿cómo será el turismo del futuro?, ¿cuándo será posible viajar?, ¿dónde?. Trataremos de responder algunas de estas preguntas.

 

¿CÓMO VIAJAREMOS?

Más turismo nacional y de proximidad

En el período “postconfinamiento” no iremos muy lejos de casa. El turismo nacional será la primera opción de la gran mayoría de viajeros y viajeras, por facilidad de movimiento, por seguridad y salud e incluso por un cierto sentimiento patriótico. En Europa esta fase se iniciará con toda probabilidad a partir del mes de junio y en el continente americano algo más tarde. De manera progresiva, y a medida que se vaya normalizando el tráfico aéreo, es probable que se vaya recuperando también el turismo internacional. Hace unas semanas  algunas consultoras apuntaban que podría producirse en el último trimestre de este año, pero por los últimos acontecimientos y las últimas noticias podría producirse incluso antes. 

 

View this post on Instagram

🌍 TESOROS CERCA DE CASA. No sabemos cuando volverá a haber tráfico aéreo ni en qué condiciones será. Pero sí sabemos que pronto podremos movernos con cierta seguridad no muy lejos de casa. Es momento de descubrir lo que tenemos cerca, que es mucho y empezar a ayudar a que se recupere el turismo de proximidad y sostenible. Tenemos infinitas opciones. Y no nos inquietemos, podremos volver a viajar, pero tenemos que intentar hacerlo de otra manera. Mañana domingo hablaré de ello con un gran viajador @manliosing a las 21h [Barcelona] e intentaremos resolver algunas dudas. Si queréis podéis escribirlas aquí y mañana las respondemos en directo. Ya empezamos a tener suficiente información como para empezar a dibujar el futuro. Un abrazo a todo el mundo y ánimos. ¡Os dejo una foto de una belleza de la que disfruté… cerca de casa! Santa Maria de Montgrony. 🙂 . . . . . . . #catalunyaexperience #descobreixcatalunya #raconsde_girona #raconsde_catalunya #ok_catalunya

A post shared by Josep Puigdengolas (@jpuigdengolas) on

 

Turismo más sostenible

Hoy sabemos que el turismo global es uno de los grandes contribuyentes al cambio climático, con un aporte del 8% al total de emisiones de gases de efecto invernadero en el planeta, de acuerdo con el artículo, The carbon footprint of global tourism, publicado en la revista Nature Climate Change (2018). Si esta tendencia se mantiene, la huella de carbono del turismo mundial aumentará hasta un 40% antes de 2025, cuando alcanzará los 6.500 millones de toneladas métricas de CO2, si no se cambian las políticas y los hábitos, según la misma investigación. 

Sabemos también que los viajes en avión representan el 12% de la huella de carbono generada por el turismo. El porcentaje restante incluye el carbono emitido durante todo el ciclo de vida de los recursos, bienes y servicios asociados a las actividades turísticas: la fabricación de alimentos y bebidas, las compras, la operación de hoteles y alojamientos, otros transportes a gasolina, el mantenimiento de la infraestructura, entre otros. Es decir, tenemos un largo camino a recorrer más allá de disminuir el tráfico aéreo. 

Teniendo en cuenta esta información no nos queda otra que viajar menos y viajar mejor, reduciendo el impacto ambiental de nuestros viajes. 

 

Viajes menos económicos

Según apuntan los expertos los viajes low cost podrían ser los más perjudicados por la crisis. Esta modalidad de viaje vinculada al turismo urbano y de fin de semana no encaja con el turismo que viene y el incremento de los costes derivados de la recuperación de las aerolíneas aéreas y de la implementación de nuevas y costosas medidas de seguridad harán imposible mantener la política de precios de algunas aerolíneas. Al incrementar el coste de nuestros vuelos es probable que también aumentemos el tiempo de estancia en el destino.

 

Nuevos destinos

1.400 millones es el número de turistas internacionales en el mundo, según datos de enero de 2019 de la Organización Mundial del Turismo (OMT). Según una proyección previa a la crisis del coronavirius en 10 años, habría 400 millones más. ¿Pero es sostenible si el 46% de ellos, como pasa actualmente, se concentra en tan solo 10 países? 

Si tenemos en cuenta que los países más afectados por la crisis del coronavirus son precisamente los países más receptores de turismo es probable que se produzca una redistribución mundial del turismo, algo que ayudaría a descongestionar el colapso de algunos destinos turísticos y abrir oportunidades en otros destinos. 

Es probable que los próximos meses busquemos desplazarnos a regiones o países donde haya habido una menor incidencia por la pandemia, con bajas densidades de población,  huyendo del turismo urbano, buscando espacios abiertos, contacto con la naturaleza, poca acumulación de personas y un turismo sostenible en lo económico, social y ambiental.

 

20190303_202401
Isla Ometepe, Nicaragua. Turismo sostenible y en contacto con la naturaleza.

 

¿Cómo volaremos?

Aquí es dónde reside el debate en la actualidad. Hay algo que parece claro y es que las recomendaciones de distanciamiento social son difíciles de cumplir en el interior del avión. Para que nos hagamos una idea, incluso dejando un asiento libre en medio de dos pasajeros la distancia entre ellos sería solo de 50 centímetros. Así que el debate está en como se garantiza la seguridad y la salud de los pasajeros en el interior del avión. 

Por lo visto parece que se ha avanzado bastante en una cierta homogeneización de los protocolos de acceso a los aeropuertos y a los aviones, así como los protocolos de recepción de viajeros en destino. 

Finalmente falta por ver qué requisitos y políticas de salida y entrada establecen los países de destino.

Como podéis ver aún existe demasiada incertidumbre en lo relacionado con la movilidad aérea, aunque es probable que se vaya resolviendo las próximas semanas.

 

¿CUANDO VIAJAREMOS?

A día de hoy es difícil concretar un calendario de reinicio de la actividad turística a nivel global teniendo en cuenta que las políticas para frenar el avance del coronavirus están teniendo resultados desiguales en todo el Planeta. Ahora bien, sí es cierto que recientemente vemos como algunos países empiezan a dar pasos decididos para intentar reemprender la actividad. A modo de ejemplo Islandia decidió recibir turistas a partir del 15 de junio y Grecia e Italia plantean abrir fronteras en breve para salvar la temporada de verano. Otros países plantean “corredores seguros” para la movilidad de turistas entre diferentes estados. Cabe añadir que la Comisión Europea esta semana ha planteado una recuperación de la actividad mediante la implantación de medidas de seguridad, pero sin demasiada concreción, lo que aumenta la discrecionalidad de los países a la hora de reactivar la actividad.

Con todo ello podríamos apuntar que en Europa la actividad se irá recuperando con la finalidad de no perder la temporada de verano, algo que sería desastroso para la economía de los países europeos. Si esta premisa se cumple veremos una recuperación progresiva de junio a septiembre. En el continente americano es posible que esta recuperación progresiva se produzca algo más tarde. Hay quien apunta que se produciría a partir del mes de agosto.

 

FUTURO INCIERTO

Pero si hay algo que tenemos que aprender de lo vivido es que hay que ser muy humilde a la hora de dibujar escenarios de futuro cuando ni siquiera sabemos exactamente qué puede pasar las próximas semanas. Además, es muy difícil saber como va a evolucionar la pandemia en los próximos meses, y desconocemos la gravedad de los repuntes que sabemos que se van a producir. Este artículo se ha basado en la información publicada a fecha de 17 de mayo, pero todo es susceptible de cambiar de un día para otro. 

 

Si queréis más información os dejo la conferencia “Análisis crítico del modelo turístico actual: ¿como mejorar su resiliencia?” que impartí en el ciclo organizado por Reset The Planet.

 

 

Y no olvidéis visitar mi Instagram si estáis pensando viajar  en el futuro. ¡Pronto os estaré ofreciendo algunas ideas para que programéis vuestros siguientes viajes!

¡Viajaremos!

 

 

 

Una respuesta a “EL TURISMO QUE VIENE

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s